En este caso, el Juzgado de 1ª Instancia nº 62 de Madrid en su sentencia nº 256/2018 acoge las alegaciones formuladas por nuestros abogados en defensa de una empresa usuaria de servicios financieros frente a su entidad bancaria prestadora. La entidad bancaria venía rechazando las instrucciones de la pyme, para el cargo de sus productos financieros en cuentas corrientes de otras entidades, así como imponiéndole comisiones por estos hechos y en último término, aplicando una imputación de pagos en el cobro de sus servicios absolutamente arbitraria y que perjudicaba a su cliente.

                El tribunal estima nuestras alegaciones, pudiéndose extraer tres importantes conclusiones de esta sentencia:

                – A falta de pacto en contrario, la entidad bancaria está obligada seguir las instrucciones expresas del cliente, no pudiendo impedir que el cargo de sus servicios se practique en cuentas corrientes de otros bancos de la competencia, siempre que sean titularidad del cliente.

                – Las comisiones de descubierto que hubieran sido cargadas como consecuencia de no seguir las órdenes del cliente, son ilegales.

                – El banco no tiene derecho a imputar los cargos por sus distintos servicios financieros a su propia conveniencia o de forma arbitraria, sino que deberá seguir los criterios de imputación de pagos legalmente establecidos.

Diseño web y marketing digital: evernes.com