El Juzgado de lo Penal número 27 de Madrid, en una fundamentada sentencia (nº 351/2018) ha acabado estimando las alegaciones de los letrados de este despacho en defensa de nuestro cliente, para el que el Ministerio Fiscal solicitaba una pena de cuatro años y medio de prisión por la comisión de un delito de lesiones graves.

La absolución de nuestro cliente, con todos los pronunciamientos favorables, se ha basado en la insuficiencia de la prueba de cargo en su contra, apreciada por el tribunal, y en consecuencia la imposibilidad de determinar su participación en unos hechos por los que han resultado condenados otros acusados.

Desde nuestro despacho celebramos una resolución en la que se han aplicado con exquisita corrección las garantías procesales que emanan del derecho fundamental a la presunción de inocencia, y que son la base de nuestro estado democrático de derecho.

Diseño web y marketing digital: evernes.com